Considerando a Vietnam y Cuba: Crecimiento económico, (Des)Igualdades sociales y Atlantic Fellows en Cuba

Basado en una entrevista con Le Nhan Phuong por Marikarla Nodarse

"Para construir un socialismo exitoso," sugirió el secretario general del Partido Comunista de Vietnam, Nguyen Phu Trong, durante un viaje a Cuba en marzo de 2018, "es necesario desarrollar una economía de mercado de manera adecuada y correcta".

Pero, ¿qué significa exactamente un crecimiento económico "adecuado y correcto"?

Vietnam y Cuba se encuentran entre los últimos países comunistas en el mundo, pero sus historias y realidades actuales se diferencian en muchos aspectos. Mientras que el primero comenzó a abrir su economía centralizada en la década de 1980, este último no siguió el ejemplo hasta dos décadas después. Hoy, algunas personas, incluidos algunos ciudadanos cubanos, ven el crecimiento que se ha logrado en Vietnam como un posible modelo para Cuba. Sin embargo, los líderes del Programa de Atlantic Fellows para la Equidad en Salud en el Sudeste Asiático creen que el aprendizaje entre los dos países debe seguir siendo bidireccional, y que los vietnamitas y otros compañeros del sudeste asiático aprenderán de la comprensión, de la solidaridad, la equidad y los valores sociales cubanos.

Cambios visibles en Cuba

Le Nhan Phuong comenzó a viajar a Cuba mientras trabajaba como Director del Programa de Salud de la Población de Atlantic Philanthropies (2008-2012). Mientras visitaba las instituciones de salud cubanas, también llegó a apreciar la belleza y la gente de Cuba, así como su capacidad de trabajar con recursos limitados.

Nueve años más tarde, ahora Director Ejecutivo de la Iniciativa de Equidad del sudeste asiático, Phuong quería compartir esta experiencia con los líderes emergentes - Fellows- inscritos en su programa. Con un programa de inmersión de una semana diseñado por la Plataforma para el Dialogo y la Innovación con Cuba en la primavera de 2018, Phuong y su colega Duong Hoang Quyen viajaron nuevamente a Cuba para volver a conectarse con la isla y ver en primera persona cómo había cambiado el país.

Phuong describe que los cambios provocados por la experimentación económica del gobierno cubano lo golpearon inmediatamente: un aumento en paladares (restaurantes privados) y en los precios de alimentos y otros bienes. También señaló los desafíos en la distribución de esta nueva prosperidad; muchas personas con las que se encontró aún vivían con recursos muy limitados, y los problemas de salud relacionados con la dieta, como la obesidad, parecían prevalentes. Varias personas que conoció, desde académicos hasta empresarios, describieron su entusiasmo por un crecimiento económico más amplio.

Retos comunes en Cuba y Vietnam

Según Phuong, cuando Vietnam y otros países del sudeste asiático se apresuraron a abrir sus economías, no prestaron plena atención a las crecientes desigualdades sociales que esto provocaría, como las disparidades en el acceso a la atención médica, la educación y los ingresos. El estudio de la experiencia cubana, cree, podría ser útil para recordar a los legisladores que la equidad requiere un esfuerzo consciente por parte del gobierno y que no puede dejarse a los mecanismos del mercado.

Phuong se sorprendió al conversar con algunos cubanos que veían a Vietnam como un caso de éxito completo. Si bien es cierto que el país ha logrado un crecimiento notable en las últimas décadas, también enfrenta muchos desafíos serios. Por ejemplo, las tasas de mortalidad neonatal y las tasas de mortalidad materna son dos o tres veces más altas entre las minorías étnicas en Vietnam que en la población general. Al igual que en China, el medio ambiente en su país de origen ha sido "sacrificado" con demasiada frecuencia en nombre del desarrollo económico, y ahora está afectando la calidad de vida y las opciones de vida de las personas. Además, el sistema unipartidista y la función de "custodios" de los funcionarios públicos ha llevado a un aumento de la corrupción y el abuso dentro del gobierno, lo que hace temer una mayor inestabilidad política y social.

Oportunidades para el Aprendizaje Mutuo

Phuong sugirió que todos estos son peligros reales y temas interesantes de discusión entre sus colegas y contrapartes cubanas, y adecuados para hacer reflexionar a los becarios de su programa.

A finales de mayo, los becarios de Phuong llegaron a Cuba para tener la oportunidad de considerar estas preguntas por sí mismos. Se les ofreció una semana de presentaciones, reflexiones, debates y visitas de campo a los becarios con el fin de reflexionar sobre cuestiones centrales de salud y equidad social.

Los becarios se enfrentaron de inmediato a las realidades de la vida cotidiana en Cuba: acceso limitado a internet y clima impredecible (una tormenta tropical estaba pasando por la isla). Aprendieron de los desafíos diarios que enfrentan los residentes cubanos durante las tormentas (inundaciones, falta de transporte, restaurantes e instalaciones de aprovisionamiento de alimentos cerrados) y también la capacidad de recuperación de las personas de superarlos. El viaje incluyó una visita a una finca agroecológica, debates sobre estrategias para enfrentar la violencia de género y un viaje para ver modelos de turismo comunitario en Viñales.

Ahora, en sus países de origen, los becarios se basan en estas experiencias para considerar cómo van a trabajar en sus propios contextos para construir equidad de la mano con el bienestar económico.

Fotografia por Riley MacLean and Annemie Tonken

Justine Williams